(function(h,o,t,j,a,r){ h.hj=h.hj||function(){(h.hj.q=h.hj.q||[]).push(arguments)}; h._hjSettings={hjid:2665075,hjsv:6}; a=o.getElementsByTagName('head')[0]; r=o.createElement('script');r.async=1; r.src=t+h._hjSettings.hjid+j+h._hjSettings.hjsv; a.appendChild(r); })(window,document,'https://static.hotjar.com/c/hotjar-','.js?sv='); ginkomax Indicado en demencias tipo Alzheimer y trastornos auditivos

GINKOMAX

VASODILATADOR Y NEUROPROTECTOR CEREBRAL

COMPOSICIÓN
Cada cápsula contiene: Extracto seco estandarizado de hojas de Ginkgo biloba L. (50:1) 80 mg, (equivalente a 19,2 mg de glucósidos flavónicos).
Excipientes: Estearato de magnesio, talco, maltodextrina, colorantes: FD&C azul N° 1, dióxido de titanio.

DESCRIPCIÓN
GINKOMAX es un fitofármaco, extracto estandarizado de hojas de Ginkgo biloba L, cuyos constituyentes principales son los flavonoides y terpenoides. La fracción flavonoide está compuesta principalmente de quercetina, camferol (glicósidos y esteres de ácido cumarínico) y glicósidos derivados de isoramnetina. La fracción terpenoide está compuesta de los ginkgolidos A, B, C, J y el bilobálido.

ACCION FARMACOLÓGICA
GINKOMAX posee efectos farmacológicos que han sido establecidos experimentalmente, a saber: mejoría en la tolerancia a la hipoxia, particularmente en el tejido cerebral; inhibición del edema cerebral causado por traumas o tóxicos y aceleración de su regresión; captador de radicales de oxígeno, por sus flavonoides; mejoría en el flujo sanguíneo, particularmente en la microcirculación; mejoría en las propiedades reológicas de la sangre; antagonismo del factor de agregación plaquetaria (PAF), por el Ginkgólido B; efecto neuroprotector producido por Ginkgólidos A y B, y Bilobálido.

INDICACIONES
Tratamiento sintomático de la insuficiencia vascular cerebral e insuficiencia arterial vascular periférica. En estudios clínicos el extracto de Ginkgo biloba ha mostrado mejorar los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos asociados a procesos neurodegenerativos como el deterioro cognitivo leve en ancianos, demencias tipo Alzheimer y trastornos auditivos de origen vascular como el tinnitus y el mareo.

ADVERTENCIAS
Antes de empezar el tratamiento con GINKOMAX debe descartarse que los síntomas patológicos existentes no son producidos por una enfermedad que requiera un tratamiento más específico. Si las pérdidas de memoria, los déficits de concentración o el dolor de cabeza permanecen durante más de dos meses, debe consultar al médico, puesto que puede existir alguna condición o enfermedad que requiera otro medicamento. Siempre debe consultar al médico la presencia de inestabilidad emocional del tipo depresivo y frente a ataques de vértigo o zumbidos de oídos frecuentes. También en caso de hipocausia aguda o pérdida auditiva. Este producto no es antihipertensivo, no debe reemplazar o evitar los medicamentos específicos para el tratamiento de la hipertensión arterial. Si aparece dolor de cabeza o cefaleas durante el tratamiento, consulte a su médico.

PRECAUCIONES
No se recomienda administrar GINKOMAX a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, salvo estricta vigilancia médica. La ingesta crónica de GINKOMAX puede causar hemorragias, algunas de las cuales pueden comprometer la vida. Se han descritos casos de hematomas subdurales.

REACCIONES ADVERSAS
En general GINKOMAX es bien tolerado.
Se han observado: reacciones alérgicas, ligeros malestares gastrointestinales, cefaleas, mareos, náuseas, vértigo, palpitaciones, hipotensión, arritmias cardiacas, trastornos del habla, debilidad, desmayos, sangramiento inusual o hematomas.
Raramente se han presentado: diarrea, edema, eritema, irritabilidad, vómitos e insomnio.

CONTRAINDICACIONES
No administrar GINKOMAX en los siguientes casos: hipersensibilidad a algunos de sus componentes. En pacientes con factores de riesgo de hemorragia intracraneal. A niños menores de 12 años. A pacientes en tratamiento crónico con anticoagulantes.

INTERACCIONES
Informe a su médico de todos los medicamentos que está usando, incluyendo aquellos que usted ha adquirido sin receta. Se ha descrito interacción con los siguientes productos: Anticoagulantes (ej.: warfarina), aspirina o antiinflamatorios no esteroides (ej.: ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno). Debido a su mecanismo de acción podría aumentar el efecto de los agentes antiplaquetarios, anticoagulantes o ácido acetilsalicílico. Su uso simultáneo con diuréticos del tipo tiazida puede producir elevación de la presión arterial. No debe administrarse junto con el antidepresivo trazodona.

POSOLOGÍA
Vía de Administración
Oral.
Dosis: El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiado con este medicamento, no obstante la dosis usual recomendada es: 1 cápsula 2 veces al día. La duración del tratamiento depende de la gravedad del cuadro clínico, debe durar por lo menos 8 semanas en casos crónicos. Se recomienda un examen después de un tiempo de tratamiento de 3 meses, para controlar si su continuación se justifica.

SOBREDOSIS
No hay reportes clínicos de sobredosis con GINKOMAX; eventualmente podrían producirse: diarrea, náuseas, vómitos, cefaleas, palpitaciones, debilidad o reacciones alérgicas cutáneas.

PRESENTACIÓN
GINKOMAX se presenta en un envase conteniendo 60 y 120 cápsulas.

CONDICIONES DE ALMACENAMIENTO
Mantener en su envase original, a no más de 25° C, protegido de la luz y la humedad.
Mantener lejos del alcance de los niños.
No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

IMPORTANTE: Usted ha ingresado a información referida a productos farmacéuticos autorizados para venta bajo receta médica. De acuerdo con la legislación chilena, la promoción y publicidad de estos productos se encuentra restringida a los profesionales que los prescriben y dispensan. La información contenida en la presente página es información especializada técnica y científica, y está destinada exclusivamente a ser utilizada por profesionales de la salud capacitados para su debida interpretación. Laboratorios Megalabs Chile S.A. no se hace responsable por las consecuencias que la información aquí publicada pueda generar en el visitante no profesional de la salud o, a través de éste, de terceras personas. Las consecuencias de utilizar esta información sin consultar a un profesional suponen graves riesgos para la vida y la salud.