MULTIFLORA ATB

PROBIÓTICOS

 

COMPOSICIÓN

Cada cápsula contiene: Lactobacillus rhamnosus LMG 25626 (1×1010 UFC), Lactobacillus reuteri LMG 9213 (1×109UFC), Bifidobacterium animalis ssp lactis LMG 18314 (1×109 UFC), Lactobacilus acidophilus LMG 8151 (1×109 UFC), Lactobacillus casei LMG 6904 (1×109 UFC), Bacillus coagulans ATCC 7050/LMG 6326 (1×1010 UFC), 3 x 1010UFC/cápsula. Otros ingredientes: Maltodextrina, Dióxido de silicio, Hidroximetilcelulosa, Goma gelán.

Fuente microbiana: Las cepas probióticas seleccionadas en esta fórmula están depositadas en el Bio Banco Internacional Belga (BCCM/LMG: Belgian collection of microorganisms), colección de cultivos bacterianos reconocida internacionalmente.

 

PROPIEDADES

MULTIFLORA ATB cápsulas esta específicamente formulado para traer efectos restauradores y profilácticos para el mantenimiento de un sistema digestivo e inmune sanos. La preparación de MULTIFLORA ATB cápsulas comprende 6 cepas bacterianas beneficiosas de las especies Lactobacillus, Bifidobacterium y Bacillus, las cuales fueron especialmente seleccionadas por su rol en la prevención de infecciones intestinales.

MULTIFLORA ATB cápsulas ayuda a reponer los microorganismos beneficiosos que se encuentran naturalmente presentes en el intestino. Tomado en forma regular, MULTIFLORA ATB cápsulas, mantendrá el equilibrio del sistema digestivo e inmunológico, el cual puede verse perturbado por factores tales como: antibióticos, dieta, edad y stress.

 

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

MULTIFLORA ATB cápsulas no debe ser administrado si el paciente es alérgico a uno de sus componentes.

Si padece alguna enfermedad o condición que le cause inmunosupresión su médico tratante deberá evaluar la necesidad de su uso, según el balance riesgo potencial y beneficios.

Manténgase cerrado y guarde en un lugar seco a temperatura ambiental no superior a 25°C. A temperaturas ambiente mayores de 25°C sería recomendable conservar refrigeradas o bajo aire acondicionado para garantizar la duración de su vida útil que es de 24 meses en el envase original desde la fecha de manufactura.

 

SEGURIDAD

En general, las infecciones por gérmenes probióticos son extremadamente infrecuentes y se producen de forma prácticamente exclusiva, en personas inmunodeprimidas.

No se han descrito reacciones adversas con MULTIFLORA ATB cápsulas.

Todos los microorganismos contenidos en MULTIFLORA ATB cápsulas están presentes en el ser humano sano. Las 6 especies de bacterias utilizadas en MULTIFLORA ATB cápsulas están incluidas en la Lista Europea de Presunción calificada de Seguridad (QPS por su sigla en inglés). Las listas QPS fueron compiladas por la Agencia Europea para estándares alimentarios (EFSA por su sigla en inglés) para evaluar la evidencia compilada y confirmar la seguridad y nomenclatura de las bacterias utilizadas.

Las cepas de bacterias utilizadas en MULTIFLORA ATB cápsulas tienen una cepa original alojada en el Bio Banco Internacional Belga de cultivos (BCCM/LMG: Belgian collection of microorganisms), banco reconocido internacionalmente, y que permite realizar chequeos para asegurar la ausencia de cambios genéticos entre la cepa original y el producto comercial.

 

MODO DE USO

La dosis oral recomendada es de 1 a 2 cápsulas al día durante o después de las comidas.

 

PRESENTACIONES

MULTIFLORA ATB cápsulas se presenta en un envase que contiene 30 cápsulas.

IMPORTANTE: Usted ha ingresado a información referida a productos farmacéuticos autorizados para venta bajo receta médica. De acuerdo con la legislación chilena, la promoción y publicidad de estos productos se encuentra restringida a los profesionales que los prescriben y dispensan. La información contenida en la presente página es información especializada técnica y científica, y está destinada exclusivamente a ser utilizada por profesionales de la salud capacitados para su debida interpretación. Laboratorios Megalabs Chile S.A. no se hace responsable por las consecuencias que la información aquí publicada pueda generar en el visitante no profesional de la salud o, a través de éste, de terceras personas. Las consecuencias de utilizar esta información sin consultar a un profesional suponen graves riesgos para la vida y la salud.